¿Qué vitrocerámica eléctrica es la que necesitas? Cocina en función de tus necesidades

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las vitrocerámicas son muy fáciles de limpiar, lo cual nos ayuda a la hora de tener la cocina recogida y nos ahorra mucho tiempo en nuestras tareas de limpieza.  Además, gracias a su superficie plana, es difícil que el contenido del recipiente se pueda caer en la vitrocerámica. Pero lo más importante es que nos ayudan a cocinar con gran rapidez gracias a sus fuegos, ¡y es que el tiempo es oro!

Si necesitas renovar tu vitrocerámica, es necesario que antes de decantarte por un modelo u otro, conozcas por ejemplo las diferencias entre una plaza de vitrocerámica y otra de inducción, tengas en cuenta tus necesidades y la utilidad que le vas a dar, ya que te ayudará a elegir de la mejor manera y sobre todo a sacarle el mayor rendimiento a tu vitrocerámica con conexión eléctrica.

Si tu prioridad es conseguir una vitrocerámica eléctrica barata, te recomendamos que te decantes por este tipo de producto y no por una placa de inducción, ya que estas últimas tienen un precio superior y además solo admiten unos recipientes específicos. Por eso, relación calidad-precio te recomendamos la Vitrocerámica Cata TN 604, la cual tiene 4 zonas para que puedas cocinar diferentes alimentos a la vez, o si no necesitas tantos fuegos puedes optar por esta placa vitrocerámica Teka TR 5300.

En caso de que en tu cocina no dispongas de un hueco específico para este electrodoméstico,  sería recomendable que optases por comprar una vitrocerámica eléctrica portátil, ya que te permitirá ahorrar espacio y poder moverla por la cocina según tus intereses. La placa vitrocerámica  Orbegozo PCE5000 es una buena opción ya que tiene una potencia de 2000W y es muy ligera, lo que te permitirá una perfecta cocción de tus platos y una gran movilidad del aparato.

Sin embargo si no cocinas mucho en tu casa, o sois pocos los que vivís en ella, sería recomendable que adquirieses una vitrocerámica eléctrica de dos fuegos como la Placa vitrocerámica Cata TD 302, ya que además de ahorrar espacio en tu cocina que podrás dedicar a otros electrodomésticos, ¡también ahorrarás tiempo limpiando superficie innecesaria!

Es cierto que la vitrocerámica eléctrica tiene un consumo mayor frente a las de inducción, pero sin embargo una vez que la apagas puedes aprovechar el calor residual que se queda en el fuego para mantener el recipiente caliente o para terminar de cocinar esos alimentos que harán que te chupes los dedos de lo buenos que están.

Actualmente son muchas las funciones y novedades que incorporan estos aparatos, las cuales te ayudan a un cocinado de mejor calidad y comodidad en tu día a día. Una de estas características es que puedes programar el tiempo de cocción de cada zona, así se apaga el fuego una vez que el tiempo elegido ha expirado. Puedes encontrar esta función en muchas de las vitrocerámicas que tenemos en Euronics, como por ejemplo en esta vitrocerámica eléctrica Bosch PKF631B17E.

La elección de una cocina vitrocerámica eléctrica adecuada está condicionada a la anchura de la misma, ya que podrás elegir entre 60, 80 y 90 cm, a tus necesidades culinarias y a las funciones que desees que incorpore el producto. Además, la vitrocerámica tiene una instalación eléctrica muy sencilla, que podrás realizar tú mismo en tu domicilio sin necesidad de contratar a un especialista y que también conlleva un sobrecoste a tu bolsillo.

¿Todavía no sabes qué vitrocerámica es la adecuada para ti? Visita la web de Euronics donde seguro encontrarás la que más se adapte a ti entre su gran surtido de modelos para todos los gustos y necesidades.

Quizás te resulten interesantes nuestros artículos para decidirte:

Avatar
Daniel Gonzalez
El especialista de Euronics. Apasionado de los electrodomésticos, de la tecnología y de todas las novedades del sector
https://www.euronics.es