Diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción

Vitrocerámica vs inducción, ¿Con cuál te quedas? La aparición de las vitrocerámicas llevó a gran parte de los mortales a desechar poco a poco nuestra antigua placa de gas. Con las placas de inducción todavía no sabemos qué puede ocurrir. Aunque las diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción son muchas, de momento, ambos sistemas conviven, pues hay gustos para todo.

placa vitrocerámica y otra de inducción

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción? La primera, y más evidente, es el precio. Las placas de inducción cuestan, en términos generales, el doble o el triple que las vitrocerámicas convencionales. Una de las razones del precio es la relativa novedad de estos sistemas de cocción. Fue en 1996 cuando comenzó el proyecto de I+D Inducción III, realizado por BSH y la Universidad de Zaragoza. Sin embargo, tuvimos que esperar 3 años más a que empezaran a comercializarse.

Otra de las diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción es el tiempo de cocción. Con una placa de inducción tardarás la mitad en preparar tus platos. Esto se debe a que el sistema de cocción de una y otra son diferentes. Las placas de inducción calientan directamente el recipiente que contiene la comida a través de campos electromagnéticos. Las vitrocerámicas convencionales, calientan el recipiente mediante calor radiante, gracias al uso de resistencias.

Diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción

Podemos ver que otra de las diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción es su funcionamiento. Esta diferencia, nos lleva a la siguiente distinción: el gasto energético. Una placa de inducción consume un 30% o 40%  menos que una placa convencional precisamente por que calienta directamente el recipiente y no se producen fugas de calor.

La última, del conjunto de diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción, es la limpieza. Una de las cosas más positivas de una placa de inducción es que, una vez retiramos el recipiente, podemos enjuagar la zona sin riesgo de quemarnos. Las placas vitrocerámicas en cambio, siguen calientes después de haber quitado el recipiente por más tiempo, por lo que tendremos que esperarnos a limpiarlas y puede que para entonces sea más complicado de  limpiar.

 

Diferencias entre una placa vitrocerámica y otra de inducción

Algunos modelos perfectos para ti

No obstante, iniciábamos el post diciendo que hay gustos para todo. Por ello, hemos hecho una selección de tres placas vitrocerámicas y otras tres de inducción para que puedas decidir qué es lo que más te interesa. ¡Vamos con las vitrocerámicas!

La placa vitrocerámica Bosch PKK631B18E. Cuenta con tres zonas de cocción, una de ellas gigante (para tus mejores obras culinarias), una potencia de 5700W y un tipo de control TouchSelect para que su manejo sea muy sencillo e intuitivo.placa vitrocerámica y otra de inducción

La placa vitrocerámica Teka ENTT6415 cuenta con un total de 4 fuegos y una potencia de 6300W. Su diseño es de acero inoxidable resistente a las posibles marcas que puedan hacerse en el momento del cocinado. Con su indicador de calor residual te avisará de si el fuego todavía está caliente. Además, también tiene control táctil para un manejo muy sencillo.

placa vitrocerámica y otra de inducción

Otra con cuatro zonas es placa vitrocerámica Balay 3EB720XR. Cuenta con función memoria que registra tus recetas favoritas, bloqueo de seguridad para los niños, autodesconexión y también con dos indicadores de calor residual. Con el panel táctil podrás seleccionar la zona de cocción y la potencia con total tranquilidad.

placa vitrocerámica y otra de inducción

Ahora comenzamos nuestro top 3 de las placas de inducción.

Placa de inducción Siemens EX775LYE4E. El diseño moderno y sofisticado es lo primero que llama la atención de esta placa que cuenta con una potencia de 7400W. Además, con su tecnología Frying Senser podrás controlar la temperatura del aceite para que no se queme y con el LightSlider controlarás tu placa simplemente con un toque. Cuenta también con programa de desconexión automática, con la función Sprint (para aumentar la potencia hasta en un 50%) y con un seguro para niños para evitar posibles accidentes.

placa vitrocerámica y otra de inducción

Placa de inducción Teka IZ 6320. Con tres zonas de cocción (una paellera para los guisos más grandes) tiene una potencia de 7400W. Además, cuenta con una función directa en la que con tal solo pulsar el Touch Control Multislider podrás cocinar tus platos favoritos y detecta de manera automática los recipientes. ¡Es perfecta!

placa vitrocerámica y otra de inducción

La placa de inducción Bosch PXJ651FC1E cuenta con un sistema Flex Inducción, que te garantiza una máxima flexibilidad para el cocinado ya que podrás utilizar cualquier recipiente independientemente de cual sea su forma o tamaño. Además, su función Sprint reduce el tiempo de calentado de líquido hasta en un 50%, indicador de calor residual y cuenta con hasta 17 niveles de potencia.

placa vitrocerámica y otra de inducción

Esperamos que este post te haya servido para decantarte por una o por otra (o, al menos, para despejar ciertas dudas). No te pierdas todo lo que te contamos en:

Cómo limpiar una Placa de Inducción. Cuidados y Consejos

Placa con dos fuegos, la solución para cocinas pequeñas

¿Cómo desbloquear placa de tu cocina?

Placa de inducción portátil: ventajas y desventajas de su uso

 

Avatar
Daniel Gonzalez
El especialista de Euronics. Apasionado de los electrodomésticos, de la tecnología y de todas las novedades del sector
https://www.euronics.es