¿Cómo usar la secadora de ropa? Sigue estos consejos para tener tu ropa perfecta y seca

Aunque no es uno de los electrodomésticos más usados, cada vez más personas apuestan por hacerse con una secadora. Y es que sus ventajas son evidentes: la ropa tarda menos en secarse, ahorras tiempo ya que no tienes que tender y, en definitiva, ganas en calidad de vida. No obstante, ¿estás seguro de que sabes cómo usar la secadora de ropa? Aunque parezca un proceso sencillo hay que tener en cuenta algunas pautas para no darse un susto al sacar la ropa del tambor. Por eso, hoy en Euronics vamos a darte algunos consejos con los que todas tus prendas quedarán perfectas.

cómo usar secadora de ropa

Seguro que te interesa saber cómo usar la secadora sin encoger la ropa ya que este es uno de los grandes miedos que se tienen a la hora de adquirir una. Realmente en menos ocasiones de las que pensamos ocurre eso con nuestras prendas y cuando ocurre es porque hemos metido un tejido no apto para el aparato o bien porque la temperatura no es la adecuada. Un exceso de calor hace que las prendas se enreden más y que los tejidos disminuyan reduciendo el tamaño.

Para evitar todo eso, aquí tienes unos cuantos consejos generales para una secadora de cualquier fabricante. Es decir, si necesitas saber cómo usar una secadora Whirlpool o cómo usar una secadora Bosch, por ejemplo, estas pautas son validas en ambos casos. No obstante, te recomendamos echar un vistazo al manual del modelo en cuestión para hacer un uso adecuado. Aclarado esto, ¡toma nota de lo que te contamos!

-¿Estás seguro de que esa prenda se puede meter? Aquellas prendas que están hechas con algodón puro (la mayoría de las prendas que tenemos de algodón es un conglomerado con otros materiales sí apto para la secadora) o  o lino no pueden introducirse en la secadora ya que tienden a encogerse debido a que tienen origen natural. Asimismo, las lentejuelas, perlas o alguna prenda con abalorios similares tampoco pueden introducirse. Es muy importante no meter nada de goma, espuma o derivados de la misma ya que se podrían llegar a derretir por las altas temperaturas.

En contra de lo que se pueda pensar, la lana sí que puede meterse en la secadora, aunque habría que seleccionar el ciclo adecuado para este tejido (la mayoría de las secadoras tienen un amplio abanico de programas entre los que se encuentra este tejido). Generalmente se basa en temperaturas no muy altas y poca velocidad del tambor para no dañar esta prenda tan delicada. Como ves, no son muchos los tejidos “prohibidos” para la secadora, pero recuerda siempre mirar el etiquetado de las prendas para cerciorarte completamente.

-Separa siempre las prendas por tejido. Una vez que ya tienes claros los tejidos que sí y los que no se pueden meter en la secadora toca separarlos. No todos necesitan la misma temperatura ni la misma velocidad ya que cada prenda es diferente. Si mezclamos tejidos lo más probable es que el programa sea idóneo para unos, pero no para otros. También es recomendable separarla por colores (claro y oscuro) para evitar esas temidas prendas desteñidas.

Una vez que ya sepas cuál es el tejido de la colada que quieres secar, debes seleccionar el programa adecuado. Como veremos luego con algunos modelos concretos, las secadoras actuales tienen programas específicos para cada prenda con unos ajustes predeterminados idóneos para estas.

-No llenes del todo el tambor de carga. A la hora de elegir el programa en concreto, verás que cada uno de ellos aceptan una determinada cantidad de carga en función del tamaño y del peso de las prendas. Si, por ejemplo, el programa de camisas de una secadora aguanta 4kg de las mismas es recomendable que el tambor de carga no esté a rebosar ya que si no las prendas tienen menos “espacio”, se enredan más y, por tanto, salen más arrugadas.

-El equilibrio es la clave. Aquí puedes optar por dos opciones. Puedes equilibrar el tambor de carga combinando prendas más ligeras con algunas más pesadas (en menor cantidad) o puedes optar por separar por peso haciendo dos cargas para evitar arrugas en el caso de algunas prendas que tienen más facilidad para arrugarse como las camisas.

-Temporizado frío o temporizado caliente. Para aprender cómo usar la secadora de ropa debes saber las diferentes funciones que existen. La mayoría de los modelos integran una función en frío que sirve para eliminar los malos olores o para airear prendas que no están demasiado sucias. Se realiza en seco y apenas tarda unos minutos. El temporizado caliente es el ciclo habitual para eliminar la humedad de las prendas.

– No dejes la ropa mucho rato dentro en el tambor. Una vez que acabe el ciclo de secado no es recomendable dejar la ropa mucho tiempo en la secadora ya que la humedad condensada dentro del tambor podría volver a humedecerla. Para que acabe justo en el momento que quieres, puedes utilizar la función de inicio o fin diferido que integran algunos modelos.

-Limpieza y mantenimiento periódico. Adquieras el modelo que adquieras, seguro que integra un indicador de limpieza de filtro. Es importante extraerlo de manera cuidadosa y ponerlo debajo del grifo del agua fría para quitar los restos de suciedad. El condensador se debe limpiar unas 3-4 veces al año para un correcto funcionamiento. También es recomendable pasar un paño seco por el sensor de humedad para evitar la concentración de la misma.

Ahora vamos a aconsejarte dos modelos de nuestro catálogo de productos. El primero es la secadora de condensación Bosch WTG86260EE que tiene una capacidad de carga de 8kg, indicador de tiempo restante, función de fin diferido y tambor VarioSoft para cuidar todas tus prendas hasta las más delicadas. Integra diferentes programas como Acabado lana, Mix, Antialergias, Sport, Plumas, Camisas o temporizado frío o caliente,

cómo usar secadora de ropa

El otro modelo que te proponemos es la secadora condensación Siemens WT-46G209EE con 9kg de capacidad de carga, sensor de humedad para evitar que las prendas encojan durante el secado, tambor softDry para un secado delicado y uniforme. Además, tiene indicador de tiempo restante o función de inicio y fin diferido. Algunos de los programas más destacados son el de microfibras, lencería, almohadas o secado con cesto. En esta última, puedes meter tus prendas más delicadas dentro de la máquina con posición horizontal y, además, no gira con el tambor.

cómo usar secadora de ropa

Esperamos que con estos consejos hayas aprendido cómo usar la secadora de ropa y tengas tus prendas como recién compradas. Si es así, ¿por qué no echas un vistazo a estos otros posts? ¡Seguro que encuentras algo que te interese!

Secadoras con bomba de calor o por condensación ¿Cuál es la mejor elección?

Secadora de condensacion o de evacuacion ¿Cuál es mejor para cuidar la ropa?

Secadora Bosch Serie 6 para mantener en perfectas condiciones la ropa

Avatar
Daniel Gonzalez
El especialista de Euronics. Apasionado de los electrodomésticos, de la tecnología y de todas las novedades del sector
https://www.euronics.es