Grifos de ducha termostáticos ¿Cómo funcionan y cómo elegir el tuyo?

Aunque el uso de los grifos termostáticos se ha generalizado básicamente a los grifos de ducha termostáticos, existen más aplicaciones, como por ejemplo, el grifo de la cocina.

De entre todos los modelos de grifos de ducha, los grifos de ducha termostáticos tienen la peculiaridad de disponer de dos mandos, uno para regular el caudal y otro para regular la temperatura. Estos grifos mantienen una temperatura constante de manera autómatica.

El uso de grifos de ducha con termostato ofrece una serie de ventajas como por ejemplo la comodidad que supone el poder ducharnos manteniendo constante una temperatura y que esta no varíe en función del si se abre o no otro grifo en la vivienda. Además, esta temperatura se mantiene constante independientemente de que variemos el caudal o de que abramos o cerremos el grifo.

Otra ventaja que nos proporcionan los grifos de ducha termostáticos es que con su uso se evitan las quemaduras en la piel, algo de suma importancia si van a ser niños los que los manipulen. Esto es debido a que esta clase de grifos vienen calibrados ya de fábrica para que solo puedan alcanzar como tope entre 37 C y 38 C. Además disponen de un sistema de seguridad que en el caso de que se cortará el suministro de agua fría automáticamente se cortaría también el suministro de agua caliente.

Además al conseguir la temperatura deseada rápidamente, el ahorro que se puede conseguir nos permitirá amortizar el importe del grifo de ducha termostático en muy poco tiempo. También nos ayuda a ahorrar en el consumo de agua ya que suelen disponer de una opción que al activarla hace que tan solo salga la mitad de agua del caudal.

Pero, ¿cómo funciona un grifo de ducha termostático? El funcionamiento de los grifos de ducha termostáticos resulta más sencillo de lo que a primera vista podría parecer. Si nos centramos en la parte externa del grifo veremos que cuenta con dos mandos, uno de ellos nos servirá para regular el caudal y con el otro regularemos la temperatura. La cantidad de agua fría y agua caliente se regula de la siguiente manera. En su interior dispone de una válvula que contiene parafina. La parafina tiene la propiedad de dilatarse con el calor. Al entrar en contacto con el agua caliente la parafina se dilata y esto provoca que la válvula se mueva y deje pasar más agua fría.

A veces, con el paso del tiempo, los grifos de ducha termostáticos pueden sufrir algún tipo de problema como no regular correctamente la temperatura del agua. Si queremos saber cómo arreglar un grifo de ducha termostático resulta bastante sencillo. El motivo más habitual por el que estos grifos suelen sufrir algún problema es por el depósito de arenillas y otras impurezas en los filtros de los que dispone. Para evitar este problema sería aconsejable limpiar estos filtros de forma periódica.

Si estás planteándote la instalación de un grifo de ducha termostático los grifos Grohe te ofrecen un amplio surtido de modelos con la mejor calidad. El grifo de ducha termostático grohe 34065 grohterm – termostato de ducha además de permitirte disfrutar de una ducha a temperatura constante dispone de la tecnología Grohe StarLigh gracias al cual la superficie cromada del grifo permanece limpia y brillante a pesar de las gotas de agua que puedan quedar depositadas tras su uso.

Si ya tienes claro que tu mejor opción es un grifo de ducha termostático no dudes en visitar Euronics y elegir el tuyo.

Otros artículos relacionados que pueden ser de tu interés:

La mejor selección de grifos de cocina monomando

Avatar
Daniel Gonzalez
El especialista de Euronics. Apasionado de los electrodomésticos, de la tecnología y de todas las novedades del sector
https://www.euronics.es