Depilación con luz pulsada en casa para siempre

La depilación con luz pulsada en casa es muy reciente. Hace unos años, estos aparatos de radiofrecuencia estaban reservados únicamente a centros profesionales, aunque el primer método de luz pulsada se encuentra hace 20 años, en 1994. Para los que no conozcáis este sistema, se trata de la depilación gracias al calor que provocan los disparos de luz, que reducen progresivamente el vello debilitando el folículo piloso, la parte de la dermis en la que crece el pelo.

Por suerte, este sistema se ha extendido en todo el ancho mundo por sus efectivos resultados. Tanto las depiladoras con luz pulsada en casa como las de un centro profesional dan mejores resultados en personas con piel blanca y pelo oscuro. Por ello, es importante que durante el tratamiento no estés expuesto demasiado al sol, ni tengas la piel bronceada.

Si reúnes estás dos condiciones, las depiladoras con luz pulsada en casa pueden ser una muy buena idea para acabar con el vello de manera definitiva.  El procedimiento es sencillo y muy seguro. Además, la mayoría de estos aparatos tienen distintos niveles de potencia para cada zona de tu cuerpo.

¿Cómo lograr los mejores resultados? Muy fácil. Con las depiladoras con luz pulsada en casa conseguirás resultados de centro profesional. De media, después de 6 y 8 sesiones sueles ver resultados, aunque después de los dos primeros meses podrás observar que el vello nace más débil y fino. Para evitar que el folículo vuelva a activarse, debes repetir el tratamiento cada dos 15 días durante los primeros meses.

Después, llegará la fase de mantenimiento, en la que te recomendamos que cada 4 o 8 semanas repitas el procedimiento, dependiendo del vello que tengas en este punto de partida. Ahora los pelos crecen suelos y débiles. En este momento las depiladoras con luz pulsada en casa son muy útiles, ya que no vale la pena gastarse el dinero de una sesión para el mantenimiento.

Depilación con luz pulsada en casa

Te recomendamos dos depiladoras con luz pulsada en casa. La primera, la depiladora G910E de Babyliss, una maquina que ha sido testada por dermatólogos y salones de belleza durante más de 15 años. Además, está en concreto es muy rápida en 40 minutos podrás aplicar el tratamiento a las piernas completas y en muy pocos minutos más también las axilas.

 

Depilación con luz pulsada en casa

Por otro lado, la depiladora con luz pulsada Gillette Venus Naked Skin de Braun te ofrece las mejores garantías. También es rápida y segura, una característica imprescindible para las de uso domestico. Además, está clínica y dermatológicamente probada por lo que podrás utilizar la tecnología LPI de forma segura en casa.

Avatar
Daniel Gonzalez
El especialista de Euronics. Apasionado de los electrodomésticos, de la tecnología y de todas las novedades del sector
https://www.euronics.es